Piel y tinta

 14 Enero 2022


En esta sesión fotografiaré a una mujer de 45 años con el cuerpo casi completamente tatuado, centrándome en que la protagonista sea su piel.

La sesión se llevará a cabo en un plató de fotografía con un fondo negro. 

La modelo es una mujer de 45 años de complexión media, piel clara y pelo corto y rubio.
Llevará un top de tirantes ligero y un coulotte ambos negros. 
Contaré con el trabajo de una maquilladora. El maquillaje se centrará en resaltar la profundidad de sombras en los ojos con el resto de la cara lavada.

La modelo realizará poses en el suelo sobre una tela negra, con actitud relajada. Sin mirar a cámara.

Con la iluminación buscaré volumen en las formas con luces anguladas y altas. Trabajaré con una ventana grande de luz continua fronto cenital. Si fuese necesario utilizaré un reflector para rellenar puntos concretos de luz.

Mediante el uso de un tele corto de 105mm objetivo muy luminoso buscaré diafragmas abiertos para trabajar con poca profundidad de campo que se apreciará sobre la propia piel, centrando la atención más en los detalles.

Buscaré planos detalle de partes del cuerpo así como del rostro.

La edición final será en color. Negros del fondo y ropa ligeramente virados al verde, resalte de los tatuajes sin saturar la piel. Contraste de luz con transiciones suaves.




0 comentarios:

Publicar un comentario